De amor y de sombra

Posted in Actual, Bueno, Novela on 12/05/2016 by angelrequena

De amor y de sombraDe amor y de sombra

Isabel Allende

Círculo de Lectores, 1986.

La segunda novela de Isabel Allende, tras su espectacular encumbramiento con La casa de los espíritus, es otra historia de amor en el escenario de los crímenes de la cruenta dictadura del General Pinochet.

Un pequeño objeto se convierte en protagonista: una regla de cálculo. El profesor Leal (no conoceremos su nombre), enseñante de lengua y lógica, exiliado republicano español, solo conserva la regla de cálculo de su padre como recuerdo, a ella se agarrará en sus momentos de mayor angustia. Será la que transmitirá a su hijo protagonista cuando se disponía a cerrar el círculo: el padre parte de Teruel al exilio de Chile y medio siglo después el hijo saldrá clandestinamente de Santiago para volver a la casa familiar con vistas a Albarracín.

La regla no sirve para calcular la vida advierte el profesor pero si la novela le otorgará un valor simbólico de permanencia.

Tras el suicidio de su hijo mayor, perseguido profesionalmente por la dictadura, nos encontramos este párrafo (p. 107):

De la estación el Profesor regresó a su hogar y sin quitarse la chaqueta ni la corbata de luto, se sentó en una silla bajo el cerezo del patio, con los ojos perdidos. Tenía en sus manos su vieja regla de cálculo, único objeto salvado del naufragio de la guerra y traído a América. Siempre la tuvo cerca sobre la mesa de noche y solo permitía a los niños jugar con ella cuando deseaba premiarlos. Los tres aprendieron a usarla deslizando sus piezas para calzar los números y se negó a reemplazarla cuando fue sobrepasada por los adelantos electrónicos. Era un tubo telescópico de bronce con minúsculos números pintados en la superficie, obra de artesanos del siglo pasado.

La regla descrita no es otra que la Otis King, una “regla” cilíndrica inglesa con escala en hélice. La regla se fabricó desde 1922 a 1972. Ni era del siglo pasado (s. XIX) ni obra de artesanos: su fabricación fue industrial.

Otis King

Vida y época de Michael K

Posted in Actual, Bueno, Novela on 30/03/2016 by angelrequena

Vida y época e Michael KVida y época de Michael K

J.M. Coetzee

Random House Mondadori, DeBolsillo, 2006.

La literatura es un grito de libertad. La saga de escritores y escritoras que se elevaron sobre la segregación racial en África para dejarnos obras inolvidables donde compromiso humano, calidad formal y expresionismo alcanzan gran valor. El sudafricano J. M.  Coetzee es un autor imprescindible para conocer como la belleza puede servir para mostrar la dureza del mundo.

La odisea de un joven maldito, nacido con labio leporino, que busca, y casi encuentra en un país en guerra, el ideal de la filosofía griega, de la renuncia al mundo: la ataraxia. El mundo kafkiano se traslada al paisaje africano.

Algunas referencias matemáticas tienen interés. Señalamos dos. En la primera de ellas, el niño, futuro asceta del hambre, expresa su angustia con los ejercicios habituales de las matemáticas escolares:

Recordó las clases en Huis Norenius. Paralizado de miedo, miraba fijamente el problema delante de él mientras el profesor patrullaba entre las filas de pupitres contando los minutos que les quedaban para dejar los lápices y ser divididos en listos y torpes. Doce hombres se comen seis bolsas de patatas. Cada bolsa contiene seis kilos de patatas. ¿Cuál es el cociente? Se vio escribir 12, se vio escribir 6. No sabía lo que hacer con los números. Tachó los dos. Contempló la palabra «cociente». No cambió, no desapareció, no desveló su misterio. Me moriré, pensó, sin saber lo que es el cociente.

En otra parte se utilizan las habituales metáforas matemáticas:

Serás solo un dígito en la columna de las unidades al final de la guerra, cuando hagan la gran resta para calcular la diferencia, nada más. ¿Quieres ser solo uno de los muertos?

 

La señorita Smila

Posted in Novela, Regular on 15/03/2016 by angelrequena

SmilaLa señorita Smila
Peter Hoeg
Tusquets, 2011 [1992]

La señorita Smila y su especial percepción de la nieve es una novela de intriga que tuvo mucho éxito, a la que hay que añadir su versión cinematográfica. Smila, la pequeña y frágil mestiza de esquimal y danés, viene a ser como un antecedente de Lisbeth Salander, de la mítica saga Millennium.

Los nexos entre Smila y Lisbeth los encontramos en su capacidad de supervivencia en situaciones límites y su inspiración en… ¡las matemáticas!

Euclides, mucho Euclides, pero además Newton, Lobachevski, Prigogine, Bohr, Fermat, Cantor, Dedekind, Einstein o Mach desfilan por la novela en distintos momentos. La explicación sentimental, metafórica, de la relación de los sistemas numéricos con la vida humana es la parte más conocida pero parte del amplio uso de comparaciones y explicaciones matemáticas.

Como novela de misterio, domina la acción sobre la verosimilitud de la trama. El asunto se resuelve dando cierta apariencia de ciencia a algo artificioso. Se deja leer y mantiene la atención. Quizá sea una novela fiel a su título: la percepción del exótico hielo groenlandés sea protagonista.

Como curiosidad: al final aparece una fórmula para encontrar la masa de los carámbanos que no es más que el volumen de un cilindro por la densidad.

La vida es matemática

Posted in Actual, Biografía, Imprescindible on 02/03/2016 by angelrequena

La vida es matemáticaLa vida es matemática
John Allen Paulos
Tusquets. 2015

El libro más literario de John Allen Paulos… y el más sentimental. El gran divulgador de las matemáticas se replantea su vida a la luz de su pasión, dando rienda suelta a sus afectos y recuerdos.

Paulos cumplió 70 años en el 2015 y nos ofrece un documento delicioso e intimista. Somos polvo de estrellas, la nada o el infinito; el autor desgrana con analogías matemáticas las múltiples bifurcaciones de una vida.

Han pasado 28 años desde que en 1988 se publicó Innumeracy, en español: El hombre anumérico. El maravilloso libro que se convirtió en un manifiesto, en un documento fundamental que expresaba los inconvenientes del analfabetismo matemático en una sociedad de ciudadanos libres. Nadie lo había expresado antes tan bien y todavía no ha sido superado.

He seguido el resto de los libros de Paulos, todos interesantes y agradables pero que no llegaban a producir el impacto del anumérico. La vida quizá no sea el mejor pero si nos hace algo más humanos.

La existencia es un recorrido. En una ciudad cuadriculada, se pueden ir a un lugar situado a ocho manzanas al norte y ocho al oeste de 12870 formas. Si todos los días fuéramos y volviéramos una vez tardaríamos más de 17 años en recorrer esas ocho manzanas. Es una de las cosas que encontramos en el libro. Resuelva el lector si en lugar de ocho manzanas, como eligió Paulos, fueran diez las que recorriéramos para ir al trabajo, ¿viviríamos lo suficiente para haber hecho todos los posibles trayectos?

El oráculo de numeria

Posted in Actual, Bueno, Poesía on 19/07/2015 by angelrequena

PozancoEl oráculo de numeria
Víctor Pozanco
Llibres de Sinera, 1974

Muchos autores donde se encuentran bien es navegando entre las mal llamadas dos culturas y las integran en un todo coherente y creativo. El oráculo de Pozanco bebe de muchas fuentes desde la lírica clásica a la mística cabala sin renunciar a Pitágoras o Arquímedes.

Cuando redescubrí este poemario perdido en mi biblioteca no dejó de asombrarme el grupo de poetas que avalaban la Colección Ocnos en 1974: Gil de Biedma, Pere Guimferrer, Ángel González, J. A. Goytisolo, J. A. Valente y M. Vázquez Montalbán. Se corta el aliento al leerlo.

Un poema sirve de muestra: La palanca.

Pozanco2

Lilavati

Posted in Clásico, Imprescindible, Matemáticas para disfrutar, Poesía on 18/07/2015 by angelrequena

LilavatiLilavati
Bhaskaracarya
Versión española de Ángel Requena y Jesús Malia
Editorial SM. 2015

Hemos tenido la oportunidad de contribuir a la edición española de… un libro de leyenda.

Lilavati es un libro protagonizado por la belleza. Lilavati lleva la hermosura en su propio nombre: mujer bella. Asimilando la belleza femenina a la propia de la matemática, Lilavati genera una graciosa y calculada ambigüedad.

Lilavati se puede clasificar entre los manuales de divulgación que utilizan como forma el diálogo: un padre se dirige con cariño y benevolencia a su hija para desentrañarle los secretos de la matemática. Fórmula similar a las epístolas que otros grandes, como Leibniz o Euler, han utilizado cuando han tenido a su cargo la formación científica de las jóvenes ilustradas.

Un libro así genera su propia leyenda tardía. En el siglo XVI, Fyci, un poeta de la corte, recibe el encargo del emperador mongól Akbar de verter Lilavati al persa. La licencia poética está servida y su resultado será una historia deliciosa:

 El horóscopo de la hija recién nacida del maestro Bhaskará predijo que la bella niña no llegaría a disfrutar de las delicias de una boda.

Cuando Lilavati creció en modestia, inteligencia y belleza se determinó su compromiso matrimonial.
En el día que estaba fijada la celebración, Lilavati impaciente, jugaba con su vestido en el borde de la clepsidra que iba a marcar tan esperado momento. Al punto de vaciarse el estanque, una perla se desprendió. El orificio quedo obstruido y la hora propicia nunca llegó. Lilavati nunca se casó.

El padre de la desafortunada niña para su consuelo y felicidad un libro escribió que Lilavati se llamó.

Libro de la cuadratura del círculo

Posted in Clásico, Imprescindible on 14/06/2015 by angelrequena

YáhizLibro de la cuadratura del círculo
Yáhiz
Gredos, 1998

De Abu ´Utman… al-Basrí al-Yahiz (776-868) (160H-255H) se ha dicho con acierto que es el padre y maestro de la prosa árabe. Quizá Yáhiz sea el mejor divulgador del mutazilismo, el movimiento que compaginaba el dogma religioso con la razón, y del ambiente de inmensa curiosidad creativa que se crea en torno a la Casa de la Sabiduría de Bagdad.

Pese a su título, el Libro de la cuadratura del círculo no es matemático sino una irónica polémica contra un pedante erudito a la violeta al que se somete a un duro interrogatorio para desenmascararle. El escrito es un buen exponente del género adab, donde se mezclan relatos, poemas y opiniones intelectuales, religiosas y científicas.

Yáhiz, el de los ojos saltones, era mulato y las leyendas populares lo presentan poco atractivo de cuerpo, pero su energía creadora y su ironía le hicieron inmensamente admirado y conocido, hecho al que se une que fuera muy prolífico y longevo.

En estos tiempos, cuando se simplifica un fenómeno tan complejo como el Islam, resulta conveniente reproducir algunas citas de la cuadratura de Yáhiz:

Tres errores hay: yerro de los sentidos, yerro de la imaginación y yerro del juicio; todo lo cual se puede advertir, hacer saber, rectificar y corregir. El prejuicio, en cambio, es de un solo género, y su remedio está en el yugo, la prohibición, el palo y la muerte.

Desde el punto de vista matemático lo más interesante son las dos menciones y preguntas sobre la introducción de las cifras indo-arábigas y el sistema decimal. Acerca de la necesidad de los saberes se hace una referencia atribuida a Euclides:

Conozco la aritmética, domino los saberes musicales y sé la geometría. Nada queda más que la teología y la virtud moral.

Y el libro termina con insuperable dureza:

Aquellos eran buenos tiempos, no corruptos como estos: pues hoy en día, al obrar justamente, caerás en la rareza, y si te comportas con iniquidad, no serás contrario al signo de los tiempos.