Archivos para diciembre, 2013

Sé lo que estás pensando

Posted in Actual, Novela, Uso escolar on 23/12/2013 by angelrequena

Se lo que

Sé lo que estás pensando

John Verdon

Ediciones Roca. 2010

 Asistimos en estos días al lanzamiento en España de la última novela policíaca de John Verdon. Puede ser buen momento para comentar su opera prima, cuando asistimos a la presentación del detective jubilado Dave Gurney. Verdon es un novelista de despegue tardío que mantiene un nivel aceptable aunque no aporte mucho a un género ya tan consolidado.

Hablando en términos matemáticos el título en inglés de la novela es más atractivo: Think of a number.

La novela nos aporta un buen ejemplo de uso de la estadística. En este caso de la distribución binomial. Se trata de saber cuántas cartas hay que enviar para dar la certeza de que lees el pensamiento. Verdon lo resuelve bien y su protagonista cuenta con la ayuda de una agente ilustrada:

—No estoy diciendo —dijo Gurney— que exactamente once personas de once mil eligieran el número seiscientos cincuenta y ocho, sólo digo que once es el número más probable. No sé suficiente de estadística para recurrir a las fórmulas de probabilidad, pero quizás alguien pueda ayudarme con eso.

Wigg se aclaró la garganta.

—La probabilidad relacionada con un rango sería mucho más alta que la de un número específico en el rango. Por ejemplo, no apostaría la casa a que once personas entre once mil elegirían un número concreto, pero si añadiéramos un rango de más o menos, pongamos, siete en cada dirección, estaría muy tentada de apostar a que el número de personas que lo elegirían caería en ese rango. En este caso, que seiscientos cincuenta y ocho sería el número elegido por, al menos, cuatro personas, y por no más de dieciocho.

La agente tiene razón al apostar. La probabilidad de acierto es superior al 96% haciendo uso de la aproximación normal de la binomial con media 11 y desviación típica 3´315.

El cuarto poder

Posted in Bueno, Clásico, Novela on 13/12/2013 by angelrequena

cuarto_poder_palaciovaldes

El cuarto poder

Armando Palacio Valdés, 1888

 Al igual que Cervantes y Lope son dos cimas de una época de grandes, Galdós y Alas destacan en el gran siglo de la novela entre otros autores de gran valor. Hoy recordamos a Armando Palacios Valdés, el pulcro escritor, asturiano como Clarín, con el que colaboró.

El cuarto poder es la descripción irónica de la vida de provincias en una población media del cantábrico perturbada de su modorra por la llegada de la modernidad. Un drama romántico se vive paralelo a la emergencia del cuarto poder.

La descripción de los personajes no alcanza el desenfado y la profundidad de La hermana San Sulpicio, escrita un año después, pero como relato costumbrista lo supera.

Desde el punto de vista matemático nos interesa la descripción del maestro, la gloría científica local. Un personaje que aprovecha la asamblea para exponer sus investigaciones: ¡ha resuelto la trisección del ángulo y demostrado la falsedad de las leyes de Kepler.

[Don Jerónimo de la Fuente] tendría el gusto de exponer a sus convecinos la resolución de un problema que hasta el día de hoy se había creído insoluble, el de la “trisección del ángulo”, al cual había dedicado muchos esfuerzos y vigilias, coronadas unas y otros  afortunadamente por el mejor éxito.

Evidentemente el ilustrado profesor de primeras letras no sabía que la imposibilidad de trisecar el ángulo con regla y compás había sido demostrada por Pierre Wantzel en 1837. La trisección con  dispositivos mecánicos o mediante neusis ya se usaba en la antigüedad.

La anécdota que cuenta Palacio Valdés cobra más sentido cuando vemos que uno de sus contemporáneos público un libro serio (aunque delirante) sobre la cuadratura del círculo.