Archive for the Cuento Category

Los cuentos de Canterbury

Posted in Clásico, Cuento, Imprescindible on 07/05/2015 by angelrequena

Chaucer

Los cuentos de Canterbury
Geoffrey Chaucer
Finales del siglo XIV

Chaucer se encuentra entre los poetas y novelistas con gran formación matemática, especialmente en astronomía. La obra narrativa más importante del medievo inglés, Los cuentos de Canterbury, son la muestra de esa doble pasión de Geoffrey Chaucer.

Nos interesa resaltar el cuento de El escudero pues aparecen citas de actualidad ya que estamos en el Año Internacional de la Luz y donde son mencionados Alhacén, Vitelo y Aristóteles… que… durante su vida escribieron sobre curiosos espejos y la ciencia de la óptica.

Alhacén, el Arquímedes árabe, vio su difícil obra De Aspectibus traducida al latín y Witelo es el autor de la Perspectiva que más se acercaba al alto nivel matemático de Alhacén en el estudio de las reflexiones en los espejos curvos.

En el mismo cuento Chaucer hace una invocación al díos solar Apolo que pone de manifiesto su claro conocimiento astronómico:
-Apolo, señor y dueño de toda planta, hierba, árbol y flor; tú que das, de acuerdo con tu distancia del ecuador ce¬lestial, su tiempo y estación a cada uno, mientras tu situación en la eclíptica varía de arriba abajo;

O también la alusión directa a las tablas toledanas:
Al fin encontró el momento correcto para la ejecución de su maldito y diabólico conjuro. Sacó sus recién corregidas tablas toledanas de astronomía y todo lo que necesitaba: tablas sobre el movimiento de los planetas durante periodos redondos, tablas para las subdivisiones de los periodos y longitudes para ciertas fechas que proporcionasen bases para el cálculo;

En varios cuentos aparecen alusiones a la aritmética y la geometría como elementos básicos del saber. Los Cuentos de Chaucer nos dan testimonio de que se puede ser ameno y al mismo tiempo mostrar conocimientos científicos.

La sensación de poder

Posted in Ciencia ficción, Cuento, Uso escolar on 10/08/2014 by angelrequena

Isaac_Asimov_on_ThroneLa sensación de poder
Isaac Asimov
1957

Isaac Asimov escribe muchos cuentos breves para revistas por la misma época que publica su ambiciosa saga Fundación. Los años cincuenta son los del inicio de la computadora electrónica, primero con válvulas de vacío y después con transistores.

En 1957 se estaba muy lejos de prever el impacto de los ordenadores en la vida cotidiana, por ello el relato La sensación de poder, una pesimista y apocalíptica historia, cobra mucho valor.

La aritmética elemental, que se había perdido, es redescubierta un milenio después. ¡Los seres humanos son capaces de calcular!

Quizá alguien quiera aprovechar esta narración para seguir sin usar calculadoras u ordenadores en la escuela y continuar perdiendo sus posibilidades didácticas. Quizá se equivoque.

El cuento se puede descargar y leer en el enlace:

http://www.unge.gq/ftp/biblioteca%20digital/Literatura/Issac%20Asimov/Issac%20Asimov%20-%20La%20Sensacion%20de%20Poder.pdf

Demasiada felicidad

Posted in Biografía, Cuento, Historia, Imprescindible on 11/10/2013 by angelrequena

demasiada-felicidad

Demasiada felicidad

Alice Munro

Editorial Lumen, 2019 (2009)

Alice Munro acaba de recibir el Premio Nobel 2013 de Literatura. La gran narradora canadiense de cuentos, como profunda indagadora de las profundidades humanas, no dejó de caer en el hechizo de Sofía Kovalevski.

Sofía fue la primera mujer que obtuvo plaza de profesora de matemáticas en una universidad, la de Estocolmo. A ella dedica Alice el gran relato que da nombre al libro. Veamos como lo cuenta la propia novelista en el apartado de Agradecimientos:

Descubrí a Sofía Kovalevski un día mientras buscaba otra cosa en la Britannica. La combinación de novelista y matemática despertó inmediatamente mi interés y empecé a leer cuanto encontraba sobre ella…

He limitado mi relato a los días que desembocaron en la muerte de Sofía, con escenas retrospectivas de su vida anterior,…

Alice Munro comienza su visión con una cita significativa de Sofía:

Muchas personas que no han estudiado matemáticas las confunden con la aritmética y las consideran una ciencia seca y árida. Lo cierto es que esta ciencia requiere mucha imaginación.

Mittag-Leifer, Poincaré y sobre todo un simpático Weirstrass forman parte del marco afectivo que refleja Munro con su habitual y admirable sencillez.

Cuentos completos de Ignacio Aldecoa

Posted in Actual, Circunstancial, Clásico, Cuento on 23/08/2010 by angelrequena

Cuentos completos

Ignacio Aldecoa

Alianza Editorial

la prematura muerte de Aldecoa (1925-1969) dejó a la narrativa española sin un cuentista y un escritor excepcional.
La lectura de hoy de la obra de Aldecoa nos sumerge en el abismo de un mundo doblemente desaparecido: la España oscura de la posguerra y la desaparición del mundo rural. Dominar la técnica, tener sensibilidad y estar dotado de un genuino sentido moral son tres cosas raras, cuando las tres se juntan en una persona estamos ante algo verdaderamente excepcional.

Aldecoa describe con igual fuerza el desarraigo de la chabola, los oficios o la decadencia de la clase media.

En los cuentos de Aldecoa no puede faltar la matemática: sobrevivir en la dictadura tiene mucho de cálculo. Algunos personajes como Cristobal de Los hombres del amanecer “siempre estaba sumido en operaciones matemáticas” para ver cuánto sacaba por víboras o ratas. En Seguir de pobres se sueña con un jornal que se transforma en duros.

La asignatura de matemáticas como principal también aparece en Los bisoñés de don Ramón.

Las aventuras de Alicia en el país de las maravillas

Posted in Clásico, Cuento, Imprescindible on 03/06/2009 by angelrequena

Alicia

Las aventuras de Alicia en el país de las Maravillas

Lewis Carroll

Editorial Akal, 1998

Charles Lutwidge Dodgson -Lewis Carrol es pseudónimo- fue matemático, pastor anglicano, escritor, fotógrafo y dibujante en la Inglaterra del siglo XIX.

Un cuento que tiene so origen en una improvisación oral durante un paseo en barca, es después depurado hasta convertirse en uno de los libros más leídos por todas las edades. Los niños  admiran  la esplendida y desbordante imaginación, y los adultos se apasionan con la estructura lógico-matemática que forma parte de su magia.

Los dibujos de John Tenniel han sido siempre compañeros inseparables de la visitante del país de las maravillas.

Puestos a releer a Alicia, conviene no perderse nada y hacerlo con la minuciosa edición anotada por Martín Gardner, que en España ha publicado la editorial Akal.

Números pares, impares e idiotas

Posted in Actual, Bueno, Cuento on 25/05/2009 by angelrequena

Forges

Números pares, impares e idiotas

Juan José Millas – Antonio Fraguas “Forges”

Editorial Alba, 2001

Deliciosa combinación de dibujos de Forges y cuentos morales –apólogos- de Juan José Millas. Los números son los protagonistas de estos cuentos que reviven los prejuicios de la sociedad humana, a la vez que ponen de manifiesto su dependencia del número.

Los cuentos son válidos para todas las edades por su estructura narrativa, y pese a su sencillez son valientes en su contenido. Recomendamos especialmente El 4 mutilado y Los números árabes.

El libro también advierte contra algunos matemáticos que son secuestradores de números.

El escarabajo de oro

Posted in Clásico, Cuento, Imprescindible on 23/05/2009 by angelrequena

Poe

El escarabajo de oro

Edgar Allan Poe

Alianza Editorial

La novela policíaca clásica tiene un planteamiento lógico al modo de la demostración deductiva, por ello siempre sus autores se han esforzado en dar una apariencia de precisión matemática. Entre los antecedentes de los detectives que aplican la razón esta Auguste Dupin de Edgar Allan Poe.

Poe estudió en West Point, por ello la matemática no le era ajena. En el cuento El escarabajo de oro -de 1843- el uso de la matemática no es la lógica sino la estadística aplicada a la criptografía. Estamos en los primeros pasos de la criptografía matemática después vendrán la maquina Enigma y los números primos gigantes.

La idea de estudiar las frecuencias de las letras en una lengua para descifrar un mensaje fue retomada después por Conan Doyle en el relato corto Los bailarines.