Archivos para agosto, 2009

Contacto

Posted in Actual, Bueno, Novela on 30/08/2009 by angelrequena

contactoContacto

Carl Sagan

Plaza & Janés, 1988

Decía Hauser en su Historia Social del Arte que la producción artística del siglo XX había recibido una aportación que la condicionaba en gran medida: el cine. En efecto, ni la pintura ni la literatura del pasado siglo podrían entenderse sin la conmoción producida por la irrupción del cine.

En el caso de Contacto se produce otro fenómeno singular: el guión es anterior a la novela. Incentivado por Ramón Galí voy a hacer unos breves comentarios sobre una obra tan compleja.

Entre la novela y la película escojo la película. Matemáticamente puede ser mejor la novela pues aporta más información; por ejemplo en la película no hay rastro de la aritmética binaria que es la paginación del mensaje en la novela o la fórmula del péndulo.

La novela hace más compleja la trama familiar: la madre no muere y se vuelve a casar construyendo una trama de confusión del amor y la biología que recuerda a El abuelo de Galdós.

Las diferencias entre el guión y la literatura son de detalle y de calado. En la novela hay 131 radiotelescopios por 27 de la novela, en esta viajan cinco científicos y en la película Jodie Foster lo hace sola. Y otra multitud de detalles.

Lo que marca la diferencia a favor de la película es la resolución dada al equilibrio entre ciencia y teología. Ellie (Jodie Foster) defiende en la película el escepticismo y lo mantiene en contraposición a su pareja: la cosa queda en tablas. Mientras que la novela termina místicamente con un mensaje divino en pi que es impropio de Sagan por truculento: en pi se puede encontrar todo lo que se quiera entre sus infinitas cifras decimales, ni siquiera hay que ir a la base 11 que plantea la novela.

La película y novela sirven para soñar con el momento trascendental de la respuesta a ¿hay alguien ahí? Se mejoraran ambas en un futuro.

El principio D´Alembert

Posted in Actual, Imprescindible, Novela on 20/08/2009 by angelrequena

DAlembert

El principio D´Alembert

Andrew Crumey

Siruela, 2003

Una novela en tres cuadros es el subtítulo de esta bellísima narración en la que D´Alembert protagoniza el primer panel.

El matemático y enciclopedista repasa su vida en los últimos instantes mientras su doncella estudia a escondidas su olvidada biblioteca. Por sus recuerdos pasarán Rousseau, Diderot, Voltaire o los salones del siglo de las luces.

Una recomendación nos hace el viejo D´Alembert: Entregaos solo a la ciencia. No esperéis encontrar felicidad en ningún otro sitio. Él no lo pudo cumplir.

Los otros dos cuadros son más breves y se hilvanan al principal para abarcar el siglo; con ello se cierra el mosaico de la excelente narración.

Notabilísima la traducción de López Muñoz.

Nuestra Señora de París

Posted in Clásico, Imprescindible, Novela on 16/08/2009 by angelrequena

notredameNuestra Señora de París

Víctor Hugo

Si en Los miserables solo hay presencia circunstancial de la matemática, en Nuestra Señora -por el contrario- es abundante, especialmente en forma de geometría y de física.

Acabamos de empezar la lectura cuándo un burgués multiplicó el peso por el cuadrado de la velocidad para adivinar su sufrimiento si le caía un espectador subido a un poste.

Los polígonos, los poliedros, los logaritmos, o Pitágoras aparecen con frecuencia tanto para el uso arquitectónico como para descripción de personajes.

Hasta hay una ingeniosa doble ley, aplicables de forma universal: la ley geométrica y la ley poética.

Hugo fue esencial en su momento para la revolución romántica, hoy apreciamos más su capacidad para conmocionarnos con su duro fustigamiento de las hipocresías y una sabia conjunción de personajes morales y amorales.

Copérnico

Posted in Actual, Imprescindible, Novela on 13/08/2009 by angelrequena

CopernicoCopérnico

John Banville

Edhasa, 1990

La impresionante tetralogía dedicada a la reflexión sobre la actividad científica de Banville comenzó en 1976 con Doctor Copérnico para acabar con la comentada La carta de Newton.

La edición que he leído forma parte de una colección de novela histórica del diario El País. Ha y que aclarar que estamos ante una novela donde el componente histórico es un marco que no encorseta la narración. La componente literaria es claramente dominante.

La ciencia como refugio del pensamiento, como subversión o como verdad incompleta están presentes en un marco de pasiones humanas y vanidades muy bien construido por Banville.

Como Copérnico es casi una obra de juventud es más ambiciosa -y por ello mas pesada- que La carta, pero no por ello menos interesante.

Subrayamos el momento de afirmación del autor del De revolutionubus: Yo creo en las matemáticas -murmuro-, en ninguna otra cosa.

La tetralogía nos trae un vago recuerdo a otra obra imprescindible: Los sonámbulos de Koestler, dominando en una la literatura y en la otra la historia como pasión.

La carta de Newton

Posted in Actual, Imprescindible, Novela on 03/08/2009 by angelrequena

cartaNewton

La carta de Newton

John Banville

Edhasa, 2001

Dos historias transcurren en paralelo: la trama novelesca y la correspondencia entre dos colosos del pensamiento, Newton y Locke.

La solapa publicitaria habla de novela excepcional, sensacionalismos aparte, comparto que estamos ante una obra imprescindible. Excelente narración, compleja estructura y buena escritura.

Los miserables

Posted in Circunstancial, Clásico, Novela on 03/08/2009 by angelrequena

466px-Victor_hugo

Los miserables

Víctor Hugo

Hay clásicos con escasa presencia de las matemáticas, Los miserables es uno de ellos.

Con Víctor Hugo podemos seguir sin aliento y vivir de forma apasionada la descripción de la barricada parisina de 1832 donde los jóvenes románticos se inmolan, una forma sofisticada de suicidio mezclado con altos ideales.

La palabra matemáticas aparece solo una vez. Eso sí, hay un momento singular donde se hacen matemáticas inconscientes. La propiedad de las simetrías especulares de ser idempotentes es decisiva en la trama: el ex-presidiario protagonista descubre los amores de su ahijada por una doble simetría, el papel secante olvidado se refleja en un espejo permitiendo su fácil lectura. Este recurso marcará el desenlace de la historia.

Por lo demás Los miserables seguirá siendo una obra demoledora contra los prejuicios sociales.