Archive for the Novela Category

De amor y de sombra

Posted in Actual, Bueno, Novela on 12/05/2016 by angelrequena

De amor y de sombraDe amor y de sombra

Isabel Allende

Círculo de Lectores, 1986.

La segunda novela de Isabel Allende, tras su espectacular encumbramiento con La casa de los espíritus, es otra historia de amor en el escenario de los crímenes de la cruenta dictadura del General Pinochet.

Un pequeño objeto se convierte en protagonista: una regla de cálculo. El profesor Leal (no conoceremos su nombre), enseñante de lengua y lógica, exiliado republicano español, solo conserva la regla de cálculo de su padre como recuerdo, a ella se agarrará en sus momentos de mayor angustia. Será la que transmitirá a su hijo protagonista cuando se disponía a cerrar el círculo: el padre parte de Teruel al exilio de Chile y medio siglo después el hijo saldrá clandestinamente de Santiago para volver a la casa familiar con vistas a Albarracín.

La regla no sirve para calcular la vida advierte el profesor pero si la novela le otorgará un valor simbólico de permanencia.

Tras el suicidio de su hijo mayor, perseguido profesionalmente por la dictadura, nos encontramos este párrafo (p. 107):

De la estación el Profesor regresó a su hogar y sin quitarse la chaqueta ni la corbata de luto, se sentó en una silla bajo el cerezo del patio, con los ojos perdidos. Tenía en sus manos su vieja regla de cálculo, único objeto salvado del naufragio de la guerra y traído a América. Siempre la tuvo cerca sobre la mesa de noche y solo permitía a los niños jugar con ella cuando deseaba premiarlos. Los tres aprendieron a usarla deslizando sus piezas para calzar los números y se negó a reemplazarla cuando fue sobrepasada por los adelantos electrónicos. Era un tubo telescópico de bronce con minúsculos números pintados en la superficie, obra de artesanos del siglo pasado.

La regla descrita no es otra que la Otis King, una “regla” cilíndrica inglesa con escala en hélice. La regla se fabricó desde 1922 a 1972. Ni era del siglo pasado (s. XIX) ni obra de artesanos: su fabricación fue industrial.

Otis King

Vida y época de Michael K

Posted in Actual, Bueno, Novela on 30/03/2016 by angelrequena

Vida y época e Michael KVida y época de Michael K

J.M. Coetzee

Random House Mondadori, DeBolsillo, 2006.

La literatura es un grito de libertad. La saga de escritores y escritoras que se elevaron sobre la segregación racial en África para dejarnos obras inolvidables donde compromiso humano, calidad formal y expresionismo alcanzan gran valor. El sudafricano J. M.  Coetzee es un autor imprescindible para conocer como la belleza puede servir para mostrar la dureza del mundo.

La odisea de un joven maldito, nacido con labio leporino, que busca, y casi encuentra en un país en guerra, el ideal de la filosofía griega, de la renuncia al mundo: la ataraxia. El mundo kafkiano se traslada al paisaje africano.

Algunas referencias matemáticas tienen interés. Señalamos dos. En la primera de ellas, el niño, futuro asceta del hambre, expresa su angustia con los ejercicios habituales de las matemáticas escolares:

Recordó las clases en Huis Norenius. Paralizado de miedo, miraba fijamente el problema delante de él mientras el profesor patrullaba entre las filas de pupitres contando los minutos que les quedaban para dejar los lápices y ser divididos en listos y torpes. Doce hombres se comen seis bolsas de patatas. Cada bolsa contiene seis kilos de patatas. ¿Cuál es el cociente? Se vio escribir 12, se vio escribir 6. No sabía lo que hacer con los números. Tachó los dos. Contempló la palabra «cociente». No cambió, no desapareció, no desveló su misterio. Me moriré, pensó, sin saber lo que es el cociente.

En otra parte se utilizan las habituales metáforas matemáticas:

Serás solo un dígito en la columna de las unidades al final de la guerra, cuando hagan la gran resta para calcular la diferencia, nada más. ¿Quieres ser solo uno de los muertos?

 

La señorita Smila

Posted in Novela, Regular on 15/03/2016 by angelrequena

SmilaLa señorita Smila
Peter Hoeg
Tusquets, 2011 [1992]

La señorita Smila y su especial percepción de la nieve es una novela de intriga que tuvo mucho éxito, a la que hay que añadir su versión cinematográfica. Smila, la pequeña y frágil mestiza de esquimal y danés, viene a ser como un antecedente de Lisbeth Salander, de la mítica saga Millennium.

Los nexos entre Smila y Lisbeth los encontramos en su capacidad de supervivencia en situaciones límites y su inspiración en… ¡las matemáticas!

Euclides, mucho Euclides, pero además Newton, Lobachevski, Prigogine, Bohr, Fermat, Cantor, Dedekind, Einstein o Mach desfilan por la novela en distintos momentos. La explicación sentimental, metafórica, de la relación de los sistemas numéricos con la vida humana es la parte más conocida pero parte del amplio uso de comparaciones y explicaciones matemáticas.

Como novela de misterio, domina la acción sobre la verosimilitud de la trama. El asunto se resuelve dando cierta apariencia de ciencia a algo artificioso. Se deja leer y mantiene la atención. Quizá sea una novela fiel a su título: la percepción del exótico hielo groenlandés sea protagonista.

Como curiosidad: al final aparece una fórmula para encontrar la masa de los carámbanos que no es más que el volumen de un cilindro por la densidad.

El Gatopardo

Posted in Clásico, Imprescindible, Novela on 03/04/2015 by angelrequena

GatopardoEl Gatopardo
Giuseppe Tomasi di Lampedusa
Diario El País, 2003 [1958]

La gran obra sobre la decadencia de la aristocracia siciliana, personalizada en Fabricio Corbera, Príncipe de Salina, nos muestra sus estudios matemáticos y astronómicos como parte inseparable de la lucidez del si queremos que todo siga como está, es preciso que todo cambie.

El Príncipe poseía una marcada y real inclinación por las matemáticas que le habían valido la Medalla de Oro de la Sorbona y la felicitación de Arago.

La sublime normalidad de los cielos es el contrapunto a los tiempos de cambio.

Entre estos señores [la nobleza] don Fabricio pasaba por ser un extravagante. Su interés por las matemáticas era considerado como una pecaminosa perversión.

Hasta el religioso de la familia: El padre Pirrone pensaba que el mundo debía de parecer un enorme rompecabezas a quien no supiera nada de matemáticas ni teología.

En algún momento se compara el interés astronómico con la morfina recién descubierta.

Los aspectos matemáticos son menos explícitos en la deliciosa película dirigida por Luchino Visconti  pero se insinúan.

Gattopardo 2

Hombres buenos

Posted in Bueno, Novela on 23/03/2015 by angelrequena

Hombres Buenos 2015Hombres buenos
Arturo Pérez-Reverte
Alfaguara, 2015

Arturo Pérez-Reverte ya nos había mostrado en El asedio que su narrativa no marginaba la matemática, ahora da un paso más con Hombres buenos: la figura del geómetra, del hombre de ciencia, se convierte en la gran protagonista de la época de las luces.

Dos académicos de la lengua viajan a Paris para adquirir la Enciclopedia de Diderot y D´Alembert. Los elegidos son Pedro Zárate, marino inspirado en Jorge Juan, y Hermógenes Molina, el secretario de la RAE. Una extraña alianza se forja para evitar que tengan éxito.

Don Pedro hace el viaje leyendo a Euler y en París conocerá a los matemáticos D´Alembert (anciano), Condorcet y Buffon. Newton servirá de faro.

La figura del pícaro hispano nos la encontraremos en el Abate Bringas, el personaje que acompañará a los protagonistas y les mostrará el bullicioso París. Nos cuenta la novela que años más tarde Bringas será un destacado jacobino y sufrirá la guillotina en compañía de Robespierre.

Como guinda matemática reproducimos el discurso de un académico reaccionario:

Al sinedrio filosófico que, como algunos compañeros de esta casa, pretende que en vez de padrenuestro la gente recite e, elevado a pi, más uno, igual a cero.

Es de agradecer que la fórmula de Euler aparezca en la novela. Otra cosa es el rigor. Debemos sustituir pi por la letra griega multiplicada por la unidad imaginaria i, la raíz de -1.

Euler
En todo caso, la simbología matemática no estaba todavía fijada, e y pi se usaban pero no de forma general y la utilización de i como la unidad imaginaría todavía no se había hecho nunca en ninguna publicación.

Por lo demás, la descripción del París prerrevolucionario y los debates ilustrados resultan de gran interés. Seguramente el autor se ha divertido contándonos los detalles de sus personajes, a los que hace pasar por históricos con gran aparato bibliográfico.

Théorème vivant

Posted in Biografía, Ensayo, Historia, Imprescindible, Novela on 22/02/2015 by angelrequena

Theoreme vivantThéorème vivant
Cédric Villani
Le Livre de Poche, 2012

La editorial presenta Théorème vivant como la primera novela de Cédric Villani, el brillante matemático ganador de la Medalla Fields en el año 2010 y director del Instituto Poincaré. Si novelas como el Ulises o El hombre sin atributos habían llevado el arte de la narrativa a un nivel insospechado en la primera mitad del siglo XX, ahora Villani da una vuelta de tuerca desnudando su alma y su trabajo de matemático. La ambiciosa apuesta editorial ha salido bien en Francia, tanto de crítica como de ventas, pero no será tan fácil entrar en el mercado hispanohablante con un producto tan arriesgado comercialmente.

Villani trabajó febrilmente entre el 2008 y 2010, con un joven ayudante, en un teorema de aplicación del amortiguamiento de Landau a la Ecuación de Vlasov.

El teorema necesita 180 páginas para demostrarse, ¡un monstruo!. Leyendo a Villani se comprueba que el teorema esta, en efecto, tan vivo como su autor. La novela es el diario de la gestación, correos electrónicos en inglés, la vida estimulante de Princeton, la frustración cuando Acta matemática, la prestigiosa revista, rechaza el primer borrador, la necesidad de escuchar música, las relaciones personales estimulantes y un pavoroso sentimiento de urgencia porque se acaba el tiempo.

Por la “novela” circulan Newton, Euler, Gauss, Fourier, Kolmogorov, Nash y otros muchos, a veces con curiosas anécdotas. El eje de la actividad de Villani es la Ecuación de Boltzman, y es un investigador que se encuentra cómodo, como Arquímedes, en esa mitad del camino entre la Física y la Matemática.

A la crítica no le ha importado que la obra esté repleta de lenguaje puramente matemático como integrales, operadores diferenciales de Laplace o de Hamilton, derivadas parciales y todo el sofisticado lenguaje de la matemática actual. Dice un comentarista: no hace falta saber latín para disfrutar de la misa en ut de Mozart.

Una sola fraseen español: Hasta que el cuerpo aguante. Y una lámina de Goya en su despacho: Los fusilamientos del 3 de Mayo.

La analfabeta que era un genio de los números

Posted in Actual, Bueno, Novela with tags on 01/05/2014 by angelrequena

La analfabeta-que-era-un-genio-de-los-numerosLa analfabeta que era un genio de los números
Jonas Jonasson
Salamandra. Barcelona. 2014.

La comedia irónica, y a veces ácida y perversa, tiene brillante tradición literaria: Aristófanes, Rabelais, la picaresca, Cervantes o Swift. Al final, fueron los ingleses los que dieron al humor irreverente y fresco su desenvoltura actual, desde los escritos juveniles de Jane Austen a Tom Sharpe, pasando por Oscar Wilde. Las novelas del sueco Jonasson se sitúan en esa tradición de deliciosa desmesura.

Una chica negra analfabeta, limpiadora de letrinas, en la Sudáfrica del Apartheid, es condenada a la esclavitud por un juez a causa de haber atropellado al coche de un ingeniero nuclear sudafricano borracho que circulaba por la acera por la que ella caminaba. Todo un largo divertimento, desternillante por momentos. Unas veces amable y otras durísima, la novela ha garantizado su éxito comercial.

La probabilidad de sobrevivir en un gueto de aquella racista Sudáfrica de los sesenta era baja, pero aumentaba si eras un genio de los números. Valga como muestra de las habilidades de Nombeko, la niña negra protagonista, una operación de cálculo mental clásica. No multiplicar directamente sino por diferencia:

“-A ver, noventa y cinco por noventa y dos –masculló el jefe-. ¿Dónde está la calculadora?
-Ocho mil setecientos cuarenta –dijo Nombeko.

-Bueno, verá, pienso en que noventa y cinco son cien menos cinco, y noventa y dos son cien menos ocho. Si cruzas las cifras y restas la diferencia, es decir, noventa y cinco menos ocho, y noventa y dos menos cinco, siempre dan ochenta y siete. Y cinco por ocho son cuarenta. Ochosietecuarenta. Ocho mil setecientas cuarenta.”

En efecto, lo que hace Nombeko mentalmente es:
95 x 92 = (100-5) x (100-8) = 100 (100-5-8) + 5 x 8 =
= 100 (95 -8) + 40 = 100 (92 -5) + 40 = 8740

No hay en la larga novela mucha más aritmética, algún detalle de precisión aquí y allá, pero sí mucho humor relajante.