El Gatopardo

GatopardoEl Gatopardo
Giuseppe Tomasi di Lampedusa
Diario El País, 2003 [1958]

La gran obra sobre la decadencia de la aristocracia siciliana, personalizada en Fabricio Corbera, Príncipe de Salina, nos muestra sus estudios matemáticos y astronómicos como parte inseparable de la lucidez del si queremos que todo siga como está, es preciso que todo cambie.

El Príncipe poseía una marcada y real inclinación por las matemáticas que le habían valido la Medalla de Oro de la Sorbona y la felicitación de Arago.

La sublime normalidad de los cielos es el contrapunto a los tiempos de cambio.

Entre estos señores [la nobleza] don Fabricio pasaba por ser un extravagante. Su interés por las matemáticas era considerado como una pecaminosa perversión.

Hasta el religioso de la familia: El padre Pirrone pensaba que el mundo debía de parecer un enorme rompecabezas a quien no supiera nada de matemáticas ni teología.

En algún momento se compara el interés astronómico con la morfina recién descubierta.

Los aspectos matemáticos son menos explícitos en la deliciosa película dirigida por Luchino Visconti  pero se insinúan.

Gattopardo 2

3 comentarios to “El Gatopardo”

  1. Teresa Cabarrush Says:

    Precioso artículo Señor Requena, una gran película y los mensajes que transmite. En cada época existe una determinada decadencia, no es de extrañar que las personas a todo lo que es diferente lo vean con malos ojos, inclusive aunque sea algo benévolo, los demás nobles veían como extravagante a D. Fabrizio, todo lo que rompe moldes es como una cierta agresión, la estupidez humana en muchas ocasiones y en otras podría ser verdad esa posible temeridad, a veces con sutilidad paciente va adentrando en las sociedades.

    Las matemáticas ( todas las ciencias) junto a las letras dan lucidez, van cogidas de las manos, quizás no se puedan entender las ciencias sin las letras y viceversa, lo difícil es la Transmisión y cómo se transmite, la pedagogía es difícil, volvemos al tema tan importante de Maestro y Alumno, ambos deben tener pasión por sus labores y estar abiertos al aprendizaje, quizás hasta los Maestros aprendan a veces de los alumnos y eso es bonito por la curiosidad, compartir es el secreto, porque los tesoros no suelen ser a veces lo material sino lo inmaterial como el Conocimiento.

    Muy esencial y significativo: ” si queremos que todo siga como está, es preciso que todo cambie.” además de certero.

    Una preciosidad: ” La sublime normalidad de los cielos es el contrapunto a los tiempos de cambio”.

    En parte sí: ” El padre Pirrone pensaba que el mundo debía de parecer un enorme rompecabezas a quien no supiera nada de matemáticas ni teología.”, las matemáticas necesitan de su correspondiente traducción al igual que las letras, porque un libro incorrectamente traducido deja mucho que desear, y las matemáticas si las desconocemos perdemos mucho de la Vida y es algo penoso.

    Saludos afectuosos Señor Requena.

    • angelrequena Says:

      Saludos Teresa. Gracias por tu permanente ánimo.
      Tras el puente de mayo seguiremos hablando de la Sicilia astronómica del Gattopardo. Acabo de hacer un recorrido por las meridianas de sus iglesias.

      • Teresa Cabarrush Says:

        Me parece estupendo su recorrido, el entusiasmo en las cosas es lo que nos hace felices.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: