El cuarto poder

cuarto_poder_palaciovaldes

El cuarto poder

Armando Palacio Valdés, 1888

 Al igual que Cervantes y Lope son dos cimas de una época de grandes, Galdós y Alas destacan en el gran siglo de la novela entre otros autores de gran valor. Hoy recordamos a Armando Palacios Valdés, el pulcro escritor, asturiano como Clarín, con el que colaboró.

El cuarto poder es la descripción irónica de la vida de provincias en una población media del cantábrico perturbada de su modorra por la llegada de la modernidad. Un drama romántico se vive paralelo a la emergencia del cuarto poder.

La descripción de los personajes no alcanza el desenfado y la profundidad de La hermana San Sulpicio, escrita un año después, pero como relato costumbrista lo supera.

Desde el punto de vista matemático nos interesa la descripción del maestro, la gloría científica local. Un personaje que aprovecha la asamblea para exponer sus investigaciones: ¡ha resuelto la trisección del ángulo y demostrado la falsedad de las leyes de Kepler.

[Don Jerónimo de la Fuente] tendría el gusto de exponer a sus convecinos la resolución de un problema que hasta el día de hoy se había creído insoluble, el de la “trisección del ángulo”, al cual había dedicado muchos esfuerzos y vigilias, coronadas unas y otros  afortunadamente por el mejor éxito.

Evidentemente el ilustrado profesor de primeras letras no sabía que la imposibilidad de trisecar el ángulo con regla y compás había sido demostrada por Pierre Wantzel en 1837. La trisección con  dispositivos mecánicos o mediante neusis ya se usaba en la antigüedad.

La anécdota que cuenta Palacio Valdés cobra más sentido cuando vemos que uno de sus contemporáneos público un libro serio (aunque delirante) sobre la cuadratura del círculo.

Una respuesta to “El cuarto poder”

  1. Teresa Cabarrush Says:

    La gran literatura, la de calidad es tan dificil como las matemáticas, Galdós, Baroja, Clarín, Francisco Aylala, Buero Vallejo, Azorín…si hemos tenido grandes maestros, ¡ lástima que no repongan en tv los teatros y los progarmas de entrevistas sean de letras o ciencias!, ¿ cuánto hemos peridido?.

    Simpático el personaje del maestro aprovechando la asamblea, sublime.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: