A sangre fría

A sangre fría

Truman Capote

1966

Aparte de impresionante novela, donde desaparece la diferencia entre el periodismo y la literatura, A sangre fría podía ser presentada como una variante errática del que quizá sea el problema fundamental de la teoría de juegos: el dilema del prisionero.

La cooperación es la opción más favorable, que ninguno confiese. No va a ser el caso.

Se suele presentar la novela como la disección de un monstruoso crimen real: el narrador sin embargo no hace un solo juicio de valor, solo deja que los personajes hablen. El resultado es sobrecogedor, algo de un impacto rayano en el desasosiego.

2 comentarios to “A sangre fría”

  1. Eva M Perdiguero Says:

    Tengo el gusto de anunciarte que este blog ha recibido una mención en los premios Leibster. Felicidades por el trabajo realizado. http://evamate.blogspot.com.es/2012/04/mencion-en-los-premios-liebster.html
    Un saludo, Eva M

    • angelrequena Says:

      Agradecido Eva. Interrumpo temporalmente la cadena por estar de viaje hasta fin de mes. Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: