Electra

Electra

Benito Pérez Galdós

1901

La comentada novela Doña Perfecta (1876) es casi de juventud. Veinte años más tarde, Galdós hace la versión teatral de la durísima novela contra la crueldad e intransigencia de los integristas religiosos: los hipócritas de Orbajosa destruían a dos jóvenes enamorados.

Veinticinco años más tardes, el asunto se repite con el drama Electra, pero con distinto final. En Orbajosa domina la cacique, en Madrid hay defensa posible, y cabe la esperanza. La figura del beato Pantoja es la encarnación del mal de un integrismo que lamentablemente sigue de actualidad.

La hipocresía y el fanatismo vienen representados por personajes siniestros y crueles, mientras que la razón y la bondad son encarnadas por el matemático Máximo, el protagonista. Gáldos no distingue entre matemático, físico o ingeniero, la especialización no había llegado a tanto.

Interesante que gran parte de la obra transcurre en un laboratorio repasando cálculos.

Electra es buena vacuna para prevenir juicios maurofóbicos en estos tiempos. Conviene también mirar el ojo propio.

Es un placer que las dos cumbres de la novela en castellano, Cervantes y Galdós, hagan tanto uso de la  matemática, el primero con gran saber y el segundo como modelo de persona abierta y librepensadora.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: