Los miserables

466px-Victor_hugo

Los miserables

Víctor Hugo

Hay clásicos con escasa presencia de las matemáticas, Los miserables es uno de ellos.

Con Víctor Hugo podemos seguir sin aliento y vivir de forma apasionada la descripción de la barricada parisina de 1832 donde los jóvenes románticos se inmolan, una forma sofisticada de suicidio mezclado con altos ideales.

La palabra matemáticas aparece solo una vez. Eso sí, hay un momento singular donde se hacen matemáticas inconscientes. La propiedad de las simetrías especulares de ser idempotentes es decisiva en la trama: el ex-presidiario protagonista descubre los amores de su ahijada por una doble simetría, el papel secante olvidado se refleja en un espejo permitiendo su fácil lectura. Este recurso marcará el desenlace de la historia.

Por lo demás Los miserables seguirá siendo una obra demoledora contra los prejuicios sociales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: