El coloquio de los perros

Cervates

El coloquio de los perros

Los conocimientos matemáticos de Cervantes no fueron meramente superficiales. Sin el cautiverio de Argel quizá el mundo habría tenido un piloto más, pero la novela en castellano habría tenido que esperar. Cervantes tenía preparación de cosmólogo teórico- práctico. En el Quijote, en Los trabajos de Persiles y Segismunda y en las Novelas ejemplares pone de manifiesto su preparación geométrica.

Del Quijote hemos hablado mucho en otros lugares, le toca el turno al párrafo de mayor clarividencia de Cervantes sobre el trabajo del científico: El coloquio de los perros.

Hay un momento en que los dos perros hablantes -Cipión y Berganza- contraponen la actividad del alquimista, el poeta, el arbitrista y el matemático. La modernidad del planteamiento cervantino reside en la comparación de los trabajos matemáticos con los padecimientos de Tántalo o Sísifo.

Los ejemplos del alcalaíno son la cuadratura del círculo y el problema del punto fijo: el problema de la determinación de la longitud. Vemos como un problema teórico, la imposible cuadratura –se tardará 250 años en demostrar la irracionalidad de pi- y otro práctico, fundamental para la navegación atlántica.

Se lamenta el matemático: “veinte y dos años ha, que ando tras hallar el punto fijo”. La condena de Sísifo es la de todos los que persiguen una tarea imposible.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: